Tuesday, July 26, 2011

En Barranquilla me quedo…y se quedó

 Para todos aquellos quienes escuchamos, bailamos y cantamos su música, el Joe significo algo diferente, para algunos fue fiesta, para otros que viven lejos fue recuerdos de su tierra amada, para otros fue alegría, pero había algo en común, para todos era Colombia, era La Costa, era El Carnaval. El Joe Arroyo fue un parte aguas en la historia musical colombiana, su música no solo se escucha en su tierra sino donde quiera que un colombiano vaya, allí va El Joe, en un CD, en un mp3, pero siempre está presente en las fiestas de su gente. 
 El Joe Arroyo desde muy joven dio muestras de su talento, a la temprana edad de ocho años cantaba en bares de mala muerte de Tesca, zona de tolerancia de su ciudad natal. En 1971 tiene su gran oportunidad cuando firma para Discos Fuentes y es reclutado por Julio Ernesto Estrada, el bajista, cantante, compositor y productor de Fruko y sus Tesos alcanzando con esta orquesta gran fama.
 Luego de grabar con el The Latin Brothers, en el año de 1981 funda su propia orquesta, La Verdad. Dos años después, es dado por muerto tras sufrir una enfermedad que lo mantuvo alejado de los escenarios, aunque siguió grabando discos. Con La Verdad mezclo diversas influencias musicales, fundamentalmente la salsa con la música costeña (cumbia, porro, chandé, entre otros) y con diversos ritmos del Caribe (socca, reggae) hasta crear su propio ritmo, el "joesón". Algunos de los éxitos grabados con La verdad son clásicos de la música costeña que le valieron muchos premios y ser considerado el Rey del Carnaval de Barranquilla. 
 RCN televisión en una producción televisiva relata la historia de Álvaro José Arroyo desde sus inicios en el mundo de la música, compartiendo no solo sus vivencias sino la música que ha hecho vibrar a los colombianos y al mundo entero. Esta producción dramática-musical dirigida por Herney Luna cuenta con la colaboración de Jair Romero, Estefanía Borge y Andrés Suarez. 
 A los 55 años, luego de luchar contra la muerte desde la clínica La Asunción de la ciudad de Barranquilla desde el 27 de junio del presente año, falleció dejando entre sus múltiples seguidores un enorme vacío, pero al mismo tiempo su legado musical que ha sido su tarjeta de presentación en el Carnaval de Barranquilla. Colombia perdió a su maestro, y Barranquilla perdió a su hijo adoptivo. Pero solo nos queda una satisfacción, y es que cumplió con aquello que siempre cantaba “En Barranquilla me quedo”… y se quedó


No comments:

Post a Comment