Sunday, July 10, 2011

CONJUNTO CLAVE Y GUAGUANCO (noche de la rumba) 2001






Clave y Guaguancó son sinónimos de la música afrocubana y los más demandados grupos de rumba en el presente. En este nuevo album extraordinario, el grupo que cuenta con una poderosa armonía vocal y percusiva, combina ritmos tradicionales afrocubanos incluyendo guaguancó, bataguancó y catumba con la poesía, el flamenco y una enérgica habilidad interpretativa, logrando una verdadera revelación en la rumba. Estos notables momentos de grabación de Clave Cubana y Guaguancó, contaron con la presencia de la desaparecida Celeste Mendoza, La Reina del Guaguancó, el percusionista de vanguardia Changuito y el destacado poeta afro-cubano El Ambia, para agregarles su ingenio a canciones que abordan el estilo de vida cubano y rendirles merecido tributo a artistas de la talla de Celina González y Juan Formell.

Clave y Guaguanco
Noche de la Rumba
Clave y Guaguancó (with Celeste Mendoza y Changuito)

1: Como ruge la candela
2: Si encuentras un buen amigo
3: Gózalo como yo
4: En el barrio de versalles
5: No juegues conmigo
6: Tonada guaguancó para Celina
7: Hechame carta
8: Por qué llora el niño
9: Remenbranza de pregones
10: Suenan las claves
11: Blasfemadores
12: De oya y abacuá




Juan Formell
El bajista, compositor, arreglador y director de Los Van Van Juan Formell, nacido en La Habana el 2 de agosto de 1942, es el más importante creador de música popular bailable del último cuarto de siglo. Se inició como músico en 1957 como músico de orquestas de cabaret, radio y televisión y en noviembre de 1959 trabaja como bajista de la Banda de Música de la Policía Revolucionaria.

En 1965 es músico de la Orquesta Rubalcaba y en 1966 trabaja en la Orquesta de Peruchín, ya en 1967 su búsqueda y experimentación por renovar el ámbito sonoro cubano sale a la luz como integrante de la Orquesta de Elio Revé, donde realizó orquestaciones que le dieron un sello distintivo a esa charanga.

Sus inquietudes lo llevaron a crear en 1969 su propia orquesta, Los Van Van, con la que comenzaría a incorporar instrumentos eléctricos como guitarras, bajos y teclados, que reemplazarían al contrabajo y piano acústico y amplificando los violines y el chelo, logrando un sonido único, a los que sumo arreglos novedosos y un trabajo vocal inédito.

A partir de entonces, Los Van Van han marcado la pauta de lo que es música latina bailable. Además de crear el Songo y el Buey Cansado, dos estilos bailables, preanunció lo que ahora es la última gran sensación de la isla: la Timba.

No comments:

Post a Comment