Monday, July 25, 2011

Cine: Enclaves de terror

Corral de Locos, de Goya Psiquiátricos, lugares de terror en los cuales nadie quiere ingresar, donde reside el miedo; lúgubres pasillos y corredores inhóspitos, entre jaulas y rejas de las que salen manos agitadas y suplicantes, poblados de inexpresivos enfermos, sujetos coléricos y agresivos que son prisioneros de cepos y grilletes, mientras que escuchan sus propios gritos estremecedores que surgen desde lo más profundo de sus almas atormentadas y perdidas. Son lugares de terror donde nadie quisiera ingresar, son lugares donde se ocultan historias, y que tienen vida propia, la vida propia que han adquirido por siglos de horrores entre sus paredes, creando una memoria de quienes vivieron y murieron allí. Son lugares tremendamente peligrosos, mucho más que un ser orgánico o que una entidad espiritual, se trata de un ambiente terrorífico, sádico y cruel, que es vigilado por celadores de apariencia siniestra, rudos modales, látigo en mano, un infierno marginal donde se recluyen enfermos mentales, incurables y sujetos peligrosos cuya imagen es deformada en extremo, con el fin de generar una inquietante expectación entre la audiencia. 
Sanatorio mental de Hellingly El combate desigual entre la razón y la sinrazón vive en la claustrofóbica morada del manicomio su lucha más agónica, allí donde habita la locura entre tinieblas, doblegada por el poder de la ciencia médica. Desde la época de Goya, con su Corral de Locos, existe ese miedo al manicomio, a esos lugares impregnados donde se respira algo maligno que no quiere ser molestado. Son lugares donde se han experimentado con personas de deficiencia mental, que han sido igualmente testigos de maltratos y aberraciones, donde los seres humanos son cobayas dejando a su paso sufrimiento, muerte y lamentaciones. Todos estos elementos han sido llevados cuidadosamente a la pantalla grande donde la locura es la principal protagonista. 
 Por un lado tenemos el film de Brad Anderson, Session 9, que es ambientada en un psiquiátrico abandonado. El complejo de edificios surge amenazante en medio de un bosque como si de una bestia en estado latente se tratase. Imponente, impresionante... abandonado, deteriorado. Los habitantes de Danver, Massachusetts procuran mantenerse alejados del lugar. Pero el Hospital Estatal Mental de Danver, cerrado desde hace 15 años, está a punto de recibir cinco nuevos visitantes cuando se cierra un contrato para retirar los peligrosos residuos de amianto del hospital, que pronto va a ser restaurado. A medida que avanza la semana, el equipo de trabajo se ve arrastrado cada vez más profunda-mente hacia los misterios que rodean al hospital: abuso de los pacientes, procedimientos médicos medievales, rumores sobre posesiones demoníacas… El lugar oculta numerosos y oscuros secretos, al igual que cada uno de los hombres. Cuanto más luchan bajo la dura presión de su trabajo, más probable parece que alguno se desmorone y emerja la terrible verdad. (http://www.labutaca.net/films/8/session9.htm) 
 Por otro lado tenemos el film de Martin Scorsese, La Isla Siniestra (Shutter Island), basada en la novela homónima escrita por Dennis Lehane. Un cinta ambientada en 1954, “Shutter Island” nos presenta al marshal Teddy Daniels, quien investiga la desaparición de una asesina que se ha escapado del hospital mental donde se encontraba recluida y que podría estar escondida en la remota isla que da título a la cinta. (http://peliculas.labutaca.net/shutter-island)



Psiquiatrico de Denver

No comments:

Post a Comment