Sunday, February 20, 2011

Un exorcismo en Roma

Padre Gary Thomas
La imagen del mal siempre ha estado presente en el mundo desde el génesis de la historia, y ha vivido en una eterna lucha contra el bien. Hay quienes creen y hay quienes en cambio ponen en tela de juicio la existencia del mal. Este fue el caso del sacerdote estadounidense Gary Thomas, quien en su época de seminarista tuvo dudas en cuanto a su vocación y su fe. Thomas fue mandado a Roma a un curso de exorcismos, allí conoce al padre Lucas, un sacerdote poco ortodoxo y a un periodista que quería entrevistarse con él, pero había sido imposible debido a su negativa. Thomas no creía realmente en las posesiones demoníacas y por lo tanto no creía en los exorcismos, todo se lo atribuía a trastornos psiquiátricos.
En Roma, Gary Thomas conoce el lado oscuro de la religión al presenciar el exorcismo de una joven de 16 años, quien luego de haber sido violada por su padre queda embarazada, al final del exorcismo la joven muere al igual que su hijo; y el exorcismo de un niño quien aseguraba ver el mal reflejado en una mula que en sus sueños lo mordía, y en efecto el niño tenía unas terribles marcas en el cuerpo, que el padre Lucas pensó que se trataba de golpes propinados por su madre, pero no es hasta la muerte del progenitor del padre que se dan cuenta que las pesadillas del niño eran reales ya que el propio padre Thomas ve afuera de la casa del padre Lucas la mula de la cual el pequeño hablaba. Gary Thomas comienza a convencerse de la existencia del maligno cuando este se apodera del cuerpo del padre Lucas, y a pesar de sus miedos y sus dudas, Thomas lucha contra el demonio, liberando así al padre Thomas de un terrible final. 
Anthony Hopkings
 La historia del Gary Thomas, inspiró al cineasta sueco Mikael Halfstrom para realizar su film “The Rite”. Halfstrom, mismo que dirigiese “1408” en el 2007 con John Cusack y Samuel L. Jackson, llevó a la pantalla grande la historia de uno de los pocos exorcistas americanos autorizados por la iglesia católica. Gary, ha presenciado más de 10 mil exorcismos de los cuales solo 2 mil han sido casos reales de posesión demoníaca. Por lo general los casos de ezquisofrenia y otros trastornos de tipo psíquico son confundidos con posesiones demoniacas, pero los casos verdaderos son muy pocos. Hoy día Gary Thomas trabaja en su diócesis asistido por un médico, por un psicólogo y un psiquiatra para identificar aquellos casos que no responden a la posesión sino a la enfermedad mental.
 Thomas sostiene que aquello que determina que el diablo ha metido la cola son las conductas que no tienen una explicación lógica, como determinar de pronto un lenguaje que la persona no ha estudiado, el saber secretos que nadie les ha contado, una fortaleza inusual y un rechazo a los objetos sagrados , especialmente los crucifijos. Los exorcistas normalmente son escépticos y recurren a los ritos cuando lo demás ha fallado, ya que en la gran mayoría de los casos se trata de problemas mentales. 

No comments:

Post a Comment