Tuesday, February 1, 2011

Munich: Septiembre Negro

Verano de 1972, la ciudad de Munich esta lista para acoger la vigésima edición de los juegos olímpicos, el evento mundial que mejor representa la paz entre los pueblos ya ha comenzado, el espíritu olímpico inunda las calles de una nación que despierta de su propia pesadilla, pero a veces los fantasmas del pasado regresan, y una madrugada de septiembre, se desencadenó de nuevo la tragedia. Era la madrugada del 5 de septiembre cuando 11 miembros del equipo olímpico israelí fueron secuestrados por 8 hombres encapuchados que portaban  armas, municiones y granadas. 24 horas después, el mundo conocía lo que sería el primer atentado terrorista televisado en vivo.
 En aquel edificio olímpico el tiempo parece haberse detenido, todo esta como entonces, incluso el color azul de las señales que indicaban a los atletas para encontrar su alojamiento dentro del laberinto olímpico, la misma señal que siguieron los terroristas. Al regresar a la zona cero es fácil imaginar como lo hicieron, disfrazados de atletas, saltaron la valla, bajo un puente se cambiaron de ropa y extrajeron de sus mochilas las armas que usarían para liquidar a los israelíes. Dos terroristas entraron por el garaje, el resto aguardo en la puerta principal, juntos subieron al segundo piso irrumpiendo en las habitaciones secuestrando a 11 atletas judíos. 21 horas después la historia del mundo cambiaria para siempre.
 Los terroristas pertenecían al grupo llamado Septiembre Negro, quienes hasta entonces ya habían perpetrado algunos atentados, pero este seria su bautizo de fuego, y con el, del líder de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) Yasir Arafat y la causa palestina. A primeras horas de la mañana el cabecilla entregaba a las autoridades los nombres de 200 presos palestinos que Israel debía liberar de inmediato, de no hacerse efectivo, ejecutarían a todos, además pedían un avión de la aerolínea Lufthansa para aterrizar en El Cairo. Las horas pasaban demasiado deprisa y el ultimátum vencía a las 5 de la tarde. Willy Brandt, primer ministro alemán trataba de evitar la tragedia, incluso, el mismo se ofreció de rehén como moneda de cambio, la diplomacia había fallado. 
 La primera ministra Israelí Golda Meir nunca accedió al chantaje, así que al filo de las 5, varios policías y francotiradores tomaron posiciones temiéndose lo peor, preparaban un asalto casi suicida, todos los hogares del mundo seguían el desenlace desde sus televisores, y con ellos los terroristas que desde el apartamento veían como los policías andaban por su tejado, por fortuna la operación se abortó a tiempo, las autoridades alemanas comenzaron a darse cuenta de que no estaban preparados para algo así. Los alemanes después de 27 años estaban presentando una Alemania nueva y hubiese sido traumático intervenir ellos en una lucha donde las victimas vuelven a ser judíos.
 Dos helicópteros atravesaron la villa olímpica, un avión de Lufthansa esperaba a los terroristas y a sus rehenes e un aeropuerto militar cerca de Munich, el plan de vuelo los llevaría a El Cairo, pero el avión nunca despego, los terroristas y las victimas estaban en uno de los helicópteros. Uno de los palestinos tiro una granada en el interior del helicóptero el cual exploto cobrándose la vida de los 11 atletas y sus verdugos. A pesar de todo, los  juegos continuaron, las pruebas se reanudaron al día siguiente, mientras tanto en Israel se enterraban a los muertos y se calculaban medidas inmediatas para responder a la agresión. 
Kidon, Verdugos del Mossad
de Eric Frattini
 Por primera vez en su historia el Mossad salía de sus fronteras con licencia para matar.
Entre 1972 y 1979 un comando elite busco por todo el occidente a los cerebros de Septiembre Negro, y dieron con ellos.
Kidon (en hebreo bayoneta), organización encargada de operaciones especiales había estado en funcionamiento desde 1960 bajo el nombre de “Los Vengadores”, en este mismo año comienzan a asesinar, pero no es hasta 1963 cuando se establecen bajo el nombre de Kidon. En el 60´, son los responsables del secuestro de Adolf Eichmann, teniente coronel de las SS nazi. Fue el responsable directo de la solución final, principalmente en Polonia, y de los transportes de deportados a los Campos de Concentración alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Eichmann es trasladado desde Argentina hasta Israel donde fue juzgado y posteriormente ahorcado.
La orden del Kidon era liquidar a los cerebros del Septiembre Negro:
Aharon Yariv, Zvi Zamir y Mike Haran, en 4 operaciones entre 1972 y 1979:

  1. La ira de Dios: su objetivo, la eliminación de los individuos que participaron en la masacre de Munich de 1972.
  2. Primavera de la Juventud: su objetivo, 3 altos cargos de la OLP relacionados con Septiembre Negro. Objetivo llevado a cabo en el 73.
  3. Barba Azul: su objetivo, asesinar a Mohamed Boudia, responsable de Septiembre Negro en Europa.
  4. Príncipe Rojo: su objetivo, matar a Ali Hassan Salameh, máximo dirigente de Septiembre Negro. Le ponen un carro bomba en 1979.

No comments:

Post a Comment