Saturday, February 19, 2011

Bobby Quesada "Boogaloo en el Barrio"





1.EL PREGON DEL PUPILO
2.A MI BARRIO
3.ME GUSTA LA NOCHE
4.EL REGALITO
5.RITMO MODERNO
6.TU TIENES DOS CARAS
7.AUQUE TU PADRE NO QUIERA
8.BATAOLA BOOGALOO
9.VIVIR DE LOS RECUERDOS
10.CONMIGO SI QUE NO



MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com





Herencia Latina
(Boicoteemos la muerte, use condón)
Pedro Pietri  durante una velada en el Newyorrican Poets Café de Nueva York.

Esta edición es un Homenaje al poeta iconoclasta Newyorrican Pedro Pietri.

Boogaloo y Sing - A - Ling
Un repaso histórico en sus 40 años

(Revisado abril 2008)


EDITORIAL.
Por: ©Israel Sánchez-Coll e ©Ian Seda

Herencia Latina celebra en esta Edición de Febrero - Marzo de 2005 los 40 años de la renovación musical acontecida a mediados de los años 60s, en el sector del Harlem Hispano o el “Barrio” donde la primera generación de jóvenes puertorriqueños nacidos en la ciudad de Nueva York o la tercera generación de Boricuas  asentada allí, gestó el maravilloso ritmo musical llamado Latin Boogaloo y su hermano menor el Shing- A – Ling.

La afirmación del suceso lo “fue el año de 1965, año donde el curso de la música latina cambió cuando un nuevo ritmo fue creado por los bailarines Afro Americanos, quienes celebraban sus encuentros en el Club Palm Garden, ubicado en el “Midtown” de Manhattan, en la ciudad de Nueva York. Los bailarines fueron arrollados por la música de Pucho Brown y sus Latin Soul Brother, también por bandas especializadas en música latina  como la de Pete Rodríguez, Joe Cuba y Johnny Colónsin embargo es al trompetista, compositor  y arreglista  Tony Pabón a quien se le señala que fue el primero en agregarle el tinte latino a la música Boogaloo de los Afro Americanos, cuando compuso Pete’s Boogaloo para Pete Rodríguez (Salazar 1977). 

Máx Salazar (2002) amplia en cuanto a el papel que jugó Tonny Pabón en la gestación del boogaloo: "La mayoría de los bailadores negros permanecían inmóviles con los ritmos cubanos, básicamente porque no sabían como “mambear”. Una tarde, varios bailarines le pidieron al director de orquesta y pianista, Pete Rodríguez, que le añadiera “soul” a su música. Rodríguez consultó con su trompetista angloparlante, Tony Pabón, quien le sugirió que imitaran melodías del pop-soul del momento. Funcionó, y una nueva era en la Música Latina había comenzado".





Continua Salazar (2002).  “A comienzos de 1966, seguíamos recibiendo en repetidas ocasiones pedidos de bailadores para que le añadiéramos un poco de soul a la música” dijo Pabón. “En aquel momento nada similar al boogaloo era interpretado por una banda latina, y tampoco era utilizada la palabra “boogaloo”. Pete (Rodríguez) me pidió que escribiera música que deleitara a los promotores de bailes. Una semana más tarde escuché a Peggy Lee cantar “Fever”. Escribí una canción inspirada por las líneas del bajo de “Fever” y la llamé “Pete’s Boogaloo”. Así fue que el boogaloo latino fue creado y terminó convirtiéndose en el ritmo latino de mayor popularidad hasta el 1969".

Herencia Latina
La disputa por la elaboración del mencionado ritmo aún se mantiene en boga. Lo reclaman para sus efectos varios actores principales: Tony Pabón, por su famosa tonada Pete’s Boogaloo, la cual fue el primer boogaloo tocado en la radio newyorkina, según lo expresara el desaparecido Disc Jockey Symphony Sid Torin. Además, que Pete logró colocar en los primeros lugares otro boogaloo,  “I Like It Like That”.  Otro es Joe Cuba y su Sexteto por su famosa tonada Bang Bang (Push, Push), la cual se mantuvo por diez semanas en la lista del Billborad y fue una de las pocas grabaciones latinas en alcanzar un suceso musical en el mercado Anglosajón. Johnny Colón por el tema“Boogaloo Blue”, y Héctor Rivera con su ya mítica pieza “At the Party”, pieza que ocupó en el año de 1966 el puesto 26 en las listas del Billborad durante ocho semanas. De otro lado a  Ricardo Ray se le ha considerado como el primer innovador del ritmo por su álbum  Jala Jala y Boogaloo grabado en el año de 1967, a Joe Bataan se le considera el padre del Latin Soul por sus famosos trabajos en especial su álbum “Riot” y a Pucho Brown como aquel quien tendió puentes entre el Boogaloo afroamericano y el Latin Boogaloo.

Joe Cuba y Jimmy Sabater aportan a la discusión, sus criterios se recogen en el trabajo seminal del profesor Flores (1999), donde se narra: “Jimmy Sabater recuerda la noche en que su director Joe Cuba acató su ruego para tocar un número que él (Sabater) llevaba mucho tiempo inspirando. El suceso aconteció de la siguiente manera. Era el año de 1966 y sucedió en el salón de baile The Palm Gardens Ballroom en el Midtown Manhattan, el salón estaba lleno. Sabater narra: "Era un baile de negros — Jimmy recuerda —  morenos americanos de Harlem, — como usted sabe, prosigue — en el Palm Gardens se organizaba un baile a la semana para personas de color, y también se organizaban en otros lugares. De modo que esa noche seleccionamos para tocar números del nuevo álbum: Estamos Haciendo Algo Bien (We Must Be Doing Something Right), que acababa de salir al mercado, y en donde se encuentra EL Pito, (`I’ll never go back to Georgia, never go back) ¿usted sabe? El lugar se encontraba lleno, sin embargo, cuando tocábamos Mambos y Cha Cha cha, nadie salía a bailar o se motivaba a bailarme preocupé.  Al final del primer set, me dirigí donde Joe Cuba y le dije preocupado. “Mira, Sonny — que es su apodo —, yo tengo una idea, tocar una tonada que puede motivarlos”. Y Joe me dice: “No, no, no, nosotros nos mantenemos tocando los temas del nuevo LP”. Entonces, cuando finaliza el segundo set, regreso donde Joe y le ruego, él me dice: “Mira Jimmy, esta bien, sí estoy actuando mal pararemos y te pagaré el doble”. La situación continuó sin cambios. Finalmente, él accede y me dice OK.  Pasé al piano y le dije a Nick Jiménez, “Toca esto”. . . Antes de regresar al timbal la gente había abarrotado la pista y entonaban “bi-bi hah!, bi-bi hah!”.

Joe Cuba  también recuerda dicho evento, "las parejas repentinamente comenzaron a bailar de un lado a otro, algo parecido a una ola, y comenzaron a  recitar “ella es libre, ella es libre”, algo así como un salmo tribal africano y continuaron bailando”.

Johnny Colón "Echa la pa ca, tirala pa alla, esa mulata tiene candela"

De sumo interés resultan las respuestas que el maestro Johnny Colón le concedió a la entrevista que le realizó, el desaparecido profesor universitario Vermon W. Bobbs, cuando este le concito a explicar si él (Johnny Colón) fue uno de los “padres fundadores del Boogaloo”, a lo que Colón le responde:

“Yo pienso que no fui el padre fundador del Boogaloo. Me coloco como parte de este proceso. Richie Ray salió con una tonada llamada “Lookie Lookie”, pero no fue considerada en esencia un boogaloo, aunque la idea y el concepto estuvo muy bien, pero fue un boogaloo con mucha velocidad.  El boogaloo en su esencia fue suave.  Otro muchacho que también fue estigmatizado  — y este me antecedió —, si lo consideran con la era del boogaloo o le dan crédito, fue Pete Rodríguez con “I Like It Like That” y Micaela.  Aunque fue más una tentativa a boogaloo, pero volviendo a la discusión, no fue totalmente un intento a boogaloo, ya que “Micaela” no fue realmente un boogaloo, fue más bien una tonada latina.  Nosotros llegamos al boogaloo cuando éste realmente alcanzó acoplarse, dado a que fue (previamente) una combinación tentativa de blue y acordes de blue.  No fue en si Latin music, más bien una fusión de música latina con música jazz.  El boogaloo experimental fue una combinación de música latina con rhythm and blue [música negra], y pienso es parecido al “Jumpy”. 

Ahora si usted lo escucha de cerca en mi tema el “Boogaloo Blues”, puede oír influencias de jazz. Y mi inspiración (para ese tema) fue una tonada llamada “Sayonara Blues” de Horace  Silver y también usé “No Mo Shake” del mismo autor.  Sus líneas son hermosas. . .En otras palabras, Horace fue el catalizador para mi creatividad, me sirvió para explorar y descubrir. . . yo fui un fanático de Horace Silver”.

El Maestro Joey Pastran
El Maestro Joe Bataan en España 2004 y el Maestro Joey Pastrana.

Prosigue Johnny: “Pienso que usted daría probablemente el crédito a Ricardo Ray, quizás porque él salió, con la tonadade “Lookie Lookie”, y antes que (me pregunte), si usted le da crédito a alguien por quien se inspiró Ricardo Ray, yo personalmente opinaría —usted ha oído su música— es Mongo Santamaría.  Ha escuchado la tonada  “Watermelo Man” (Herbie Hancock). En medio de los que se han nombrados se encuentra Joe Bataan, él entró (al boogaloo) meses después. Pienso que su música no se podría encasillar como boogaloo, pero fue una fusión muy bien lograda de música Latina y ‘American rhythm and blues’ . . . después de Joe Cuba con Bang Bang, vinieron los Lebrón Brothersyo fui suproductor y ellos no me dieron el crédito en su LP.  George (Goldner) —productor de Cotique— me preguntó sí podía ayudar a los muchachos para grabar, me explicó: “Yo necesito una persona en el estudio que pueda comunicarse”. Dado a mi experiencia de productor, yo me decidí ayudarlos, los ayude con las armonías, debido a que, algunas presentaban errores. Y así de esta manera ellos grabaron su primer LP.  También ayudé a un grupo llamado “The Latines”.  En medio de “The Latines” y los Lebrón Brothers estaba Joey Pastrana, a él también ayude y le produje.  Fueron unos muchachos muy felices durante esa era (la del Boogaloo).

En una entrevista que posteriormente sostuvo Herencia Latina con Ricardo Ray y Bobby Cruz a mediados del mes de diciembre de 2005, en la tienda Viera Discos, para el lanzamiento de su más reciente CD, Que Vuelva La Música. Bobby Cruz nos expresó: "El primer Boogaloo lo grabamos nosotros se llama Lookie Lookie Boogaloo.  Pete Rodríguez vino un año después, nosotros grabamos esa tonada en el álbum "Se Soltó", sino me equivocó".  Fue para 1964, (intervine Ricardo Ray). "Sí fue para 1964 ― continua Bobby ―,  y fue el primer Boogaloo, para que lo tengas encuenta".  "La verdad que Pete Rodríguez pegó un gran tema que se llama: I Like It Like That, pero no hay que olvidar que Joe Cuba a su vez grabó otro tema sensacional "Bang Bang (Push, Push)".  "En verdad el Boogaloo como tal, lo inventó Chubby Checker, y nosotros que nos la pasabamos inventando, lo latinizamos en “Lookie Lookie" que es cantado en inglés, después de ese tema realizamos un álbum totalmente de boogaloo que se llama: Let’s Get Down To The Real Nitty Gritty,entonces vino Pete y pegó de manera mostruosa con I Like It Like That. Pero estas cosas hay que revisarlas con la historia, hay que observar las fechas en que sale I Like It Like That y Lookie Lookie Boogaloo

Herencia Latina
El Maestro Joey Pastran
   Los muchachos de The TNT,  Los Lebrón Brothers  y Joey Pastrana

Antes de que el Boogaloo entrara en escena y ocurriera el relevo generacional entre finales de los años cincuenta y comienzos de los años sesenta, la música latina que se escuchaba en Nueva York se componía de mambo, la pachanga y las orquestas típicas cubanas o charangas, el lugar que acaparaba la audiencia lo fue el Palladium Ballroon, sin embargo en el año de 1961 el Palladium empieza a confrontar problemas con las autoridades de la ciudad de Nueva York, debido a que en una redada que realiza la policía  algunos infiltrados habían informado  se encontró licor adulterado, las multas y la prohibición de expender bebidas alcohólicas fue la medida impuesta por la ciudad para castigar al famoso sitio. 

La perdida de clientela y el poco interés de solo degustar bebidas carbonatas auguraban el cierre del local, determinación que finalmente la toman sus dueños para el 5 de mayo de 1966. El cierre del Palladium marcó definitivamente el ocaso de la era del Mambo o de las grandes orquestas, además como efecto de domino llevó también al ocaso a otros ritmos de moda: la Pachanga y la Charanga. Fue muy costoso para estas agrupaciones el momento que se venía llegar.

Otra cosa singular que vale la pena mencionar y tener en cuentaes la siguiente: para el último día del cierre del Palladium las orquestas que se habían contratado aparecen dos que casualmente son las más exitosas y cotizadas en el ambiente del Boogaloo: La Magnífica de Pete Rodríguez y la Orquesta de Ricardo Ray, algo así como si el naciente boogaloo participara en la despedida y cierre del Palladium. (las otras dos orquestas fueron: La Orquesta de Eddie Palmieri y la Orquesta Broadway)

Otros sucesos convergían, Pucho Brown, un Afro Americano, que comenzó grabando ritmos Afro-Cubanos para 1960opinó sobre la década del boogaloo: "Las bandas Afro-Americanas fueron las primeras para comienzo de los añossesenta en introducir el Boogaloo. . . ellas adicionaron un “back beat” (un paso o movimiento de atraso) al rhythm and blues y de allí emergió el Boogaloo.”  En 1966, cobra importancia en los EE. UU el mercado afro americanoentonces el momento estaba maduro para que el nuevo ritmo que se estaba gestando satisficiera la demanda que había por grabaciones de música afro americana y latinas.

Herencia Latina
El Maestro Pucho
El Maestro Ray Barretto
         El Maestro Pijuan y su Sexteto, el Gran Pucho Brown y sus Latin Soul Brothers y
         el Maestro  Ray Barretto.

Ray Barreto grabó para la casa Tico en el año de 1961 su mayor éxito comercial “Watusi”, tema que se convirtió rápidamente en la primera canción crossover que penetra en las listas del Billboard, estuvo 13 semanas en la posición número 5. La pieza se basa en una tonada de Hank Ballard y los Midnighters titulada “Let’s Go, let’s Go”. Para el año de 1963 Mongo Santamaría se apunta su primer éxito en los Top 10 con su Watermelon Men, composición escrita por Herbie  Hancock y en 1965 la casa Tico graba el soberbio éxito de Eddie Palmieri Azucar pa’ ti, la cual atrajo muchas personas de raza negra interesadas en bailar ritmos latinos.  Estas tres grabaciones las señalan como las de orden primario,en las cuales están presentes los primeros ingredientes del Latin Boogaloo y el Shing  A Ling.

Las situaciones que ocurrieron en el Palm Garden Club, tanto con La Magnífica de Pete Rodríguez y el Sexteto de Joe Cuba, ayudan a explicar la función social del Boogaloo. En efecto, como vecinos y compañeros de trabajo, los afroamericanos y los puertorriqueños  del condado de Harlem , han compartido por varias décadas sus tradiciones orales, su cultura, amores, desventuras y frustraciones.  Ambas comunidades raciales frecuentaban los clubes de su vecindario, donde se deleitaban escuchando sus bandas favoritas indistintamente ya fueran latinas o negras. Estas bandas a menudo tocaban fusiones para complacer ambas audiencias, así vemos que en la misma escena se degustaba las bandas afroamericanas como The Suprems, The Temptations, Marvin Gaye, James Brown, Wilson Pickett, Joe Tex y del lado latino Joe Cuba, Joey Pastrana, Lebrón Brothers, Eddie Palmieri, Pete Rodríguez, etc.  Esta singular “olla de presión rítmica” pronto rompería en una mezcla aditiva de sonidos atractivos y revolucionarios. 
Una crónica de mediados de los años sesenta que apareció en la revista farandulera "New York Spy" sobre la discoteca Small"s Paradise de Harlem se escribió: "Aquí puede verse el auténtico boogaloo, el phil dog, el jerk y el truck".


Sex Symbols, los simbolos sexuales: Son los muchachos de La TNT, quienes posan en actitud irreverente, siguiendo los patrones de la liberación sexual y la moda psicodelica de los 60's. Un LP de la Cotique.

El suceso del Latin Boogaloo se demarca en la historia de la música latina como la etapa de Transición, la cual fue como un puente y a la vez una etapa de ruptura con toda la continuidad e influencias en términos del estilo musical, que venían desarrollándose desde los años  40. Es el momento en que se da la independencia en los mensajes, se modifican las líricas, dado a que las líricas de este movimiento no estaban enfocadas hacía la Cuba lejana o a la bulliciosa Habana, respondían más bien a la cotidianidad de la ciudad de Nueva York, lugar donde estos jóvenes crecían y se fundían en un periodo de cambios y nuevas opciones sociales. Ya no hay predominancia del español en las líricas, sino en la lengua de sus gestores, el inglés. El baile también cambia: del suave cha cha cha y el alocado mambo se pasa a un ritmo con pasos medio de “borrachos”  consúltese la entrevista a Tony Pabón   acompañados de contorción de cintura, el cuerpo vibrando y se junta el “chasquido” de los dedos pulgar y singular. El vestuario cambia, los trajes oscuros y elegantes son reemplazados por chaquetas, pantalones azul naval desteñidos y  camisetas con figuras psicodélicas (Una de las últimas orquestas en utilizar trajes de gala lo fue Ricardo Ray).

Este breve periodo fomentó la explosión musical.  Fue todo furor y frenesí en la comunidad latina y afroamericana del Barrio, este periodo emergente coincidió con el momento histórico de los movimientos de los Derechos Civiles, el destape y asunción de movimientos radicales como Las Panteras Negras, el movimiento cívico puertorriqueño de los Young Lords Party y las luchas contra toda forma de discrimen racial.

Los cantantes Joey Pastrana, Héctor Rivera, Gilberto Cruz y su Sexteto, Joe Cuba, Ralphy Pagán, Joe Bataan, King Nando, Ralph Robles, Monguito Santamaría, El Sexteto New Swing, Frankie Nieves,  Mario Allison, Pete Rodríguez  ylos muchachos de la TNT  disfrutaron a la misma vez de  inmensa popularidad en El Barrio Además, eran recordados a fondo por sus baladas salpicadas de soul con influencias de ritmos latinos.  Fernando Rivera o King Nando, se hizo famoso por sus Shing –  A – Ling, capturando la audiencia de El Barrio para la primavera de 1967 con su composición “Fortuna”, número inspirado en sus recuerdos de Puerto Rico.

Los Lebrón Brothers, una familia que creció en Brooklyn fue otro de los que gozó de la fama. Su voz principal del grupo Ángel Lebrón comentó: “Cuando nosotros grabamos Psychedelic Goes Latin . . . nosotros no recibimos ningún tipo de paga. Sorprende la propaganda que nosotros imprimimos, para que las bandas líderes de Boogaloo fueran las más calientes en el momento. 










La Famosa Orquesta Cachana del Maestro Joe Quijano para los años 60s. ©Foto de Max Salazar.


Lo del Boogaloo eso Pasara” - Joe Quijano
En el año de 1965, después de grabar cinco LPs para los sellos Battle y Riverside, Mongo Santamaría firma con Columbia Records. Mongo vio aumentar su popularidad con los LPs El Bravo y el Pussy Cat.  Para el año siguiente, la popularidad del Boogaloo estaba en ascenso, lo que contribuyó que disminuyera de manera drástica el trabajo para las grandes orquestas. Los años posteriores, era el momento para que el boogaloo reinara y en efecto, colocó en el mercado a una gran cantidad de bandas juveniles que estaban aportando a ese nuevo ritmo. La popularidad del Boogaloo lastimó algunos directores de las grandes orquestas, ya que ellos estaban consolidados en el mercado latino y de manera intempestiva sintieron la presión de la nueva corriente musical, por lo tanto fueron sacados literalmente del mercado y todo fue evidente, notaron la disminución de los contratos. La cosa se puso caliente.
Orquesta Cachana

El maestro Joe Quijano con su Orquesta Cachana, grabó un tema que abriría la polémica contra el Boogaloo, el tema convocaba a restarle importancia a los trabajos que estaban desarrollando los “muchachos”. Para darle veracidad a este criterio  nos comunicamos con el maestro Quijano y ésto fue lo que explicó: “Creo que fui injusto con los muchachos.  Lo del tema sucedió porque estaba ensayando en el Bronx Casino con la Orquesta Cachana. Al momento entra JohnnyPacheco que iba a reunirse con Maceda para gestionar un contrato. Estaba furioso y refunfuñando contra el boogaloo, nos dirigimos a la oficina de Maceda y hablamos sobre el ambiente musical que había provocado el boogaloo y que este estaba bien pegado”. “Yo le dije a Pacheco: olvídate del boogaloo que eso pasara, yo sigo con mi montuno y no hecho para atras”.
 Reo aalmente cuando hablaba con Pacheco, recordé que cuando yo estuve en La Habana, se estaba dando la discusión sobre lrrollante que se estaba tornando el  Cha Cha cha, y Cabrerita tenía un coro muy popular que decía (El maestro procede a cantarlo): “Yo me divierto bailando, déjame a mí con mi son, sigue tú dando saltos con tu Cha Cha cha”. De ahí me inspire para sacar la ya famosa tonada.  Entonces regresé a donde los muchachos de mi banda que estaban ensayando, le di a Paquito Pastor: “Paquito toca esto”: “Lo del boogaloo eso pasará yo sigo con mi montuno para gozar, Ehh, Lo del boogaloo eso pasará yo sigo con mi montuno para gozar,  Afina Paco, (entra el piano de Paquito Pastor) Boogaloo, Boogaloo, échate pa’ lla y no mires para acá, boogaloo, boogaloo. . .” Y seguimos inspirado con la pieza, hicimos los coros y una deliciosa flauta de cinco llaves tocada por Bobby Nelson, Paquito era buenísimo haciendo guajeaos en el piano, que era la base del boogaloo, nuestra primera trompeta fue Al Bryant y en ese tema se lució porque conocía mucho de boogaloo, él es sureño”.   “Para mí el piano de Pete Rodríguez en el tema It Like It , es de los guajeaos de ‘Moliendo Café’ .  Yo grabé un LP totalmente de Boogaloo, Shing – A- Ling y otro ritmo negro que casi nadie experimentó el “Wobble”.  Búsquenlo está en el Vol. 5 de la Orquesta Cachana, bajo el sello de Cesta Records.  “Pacheco nunca grabó boogaloo y Shing – A –  Ling, estaba muy ocupado grabando las cosas de Cuba, él no estaba interesado por las nuevas corrientes musicales”.

El Gran Combo de Puerto Rico se negó a grabar boogaloo, pero al estar el mercado copado por dicho ritmo, ellos se decidieron a grabarlo  Eel año de 1967, sacan la grabación "Boogaloo con el Gran Combo” con el cual recibén su segundo Disco de Oro (los temas fueron: ¿Tu Querías Boogaloo? Toma Boogaloo, Baila Mi Shingaling, Navidades A Go Go, Se Quedo El Boogaloo, Boogaloo Con Bajo, Sway To And Fro, Shing A Ling For My baby, entre otros). Cabe destacar que para esa fecha ya habían grabado12 álbumes.   Sin embargo, en la “punta del iceberg del boogaloo” el año 1968, el Gran Combo estúvo prácticamente desaparecido, después de una temporada de cinco o seis años en que sólo hicieron un show de mediodía en la TV de Puerto Rico y un programa de radio diario. Su director el maestro Rafael Ithier comenta: “A la larga, eso nos hizo daño. Dejamos de vender discos y nos despidieron. La crisis fue entre el 68 y el 71. Pero los muchachos fueron fieles al grupo e hicieron muchos sacrificios. Andy Montañez todavía era cantante nuestro y le hicieron ofertas que no quiso aceptar. En cambio, hipotecó su casa por un dinero para que hiciéramos un disco, porque de la compañía de discos también nos botaron. Fue un gesto de grandeza que nunca olvidaré. Con el disco Don Goyo de punta a punta le pagaron a Andy. Más adelante, vendría el disco del que surgió el hit Un verano en Nueva York, que junto con Las hojas blancas, le dio al Gran Combo un nuevo aire”.  "Fue una crisis violenta añade Ithier. Desde entonces seguimos más o menos bien. Claro, llegó un momento en que La Fania acaparó todo. No hubo crisis pero sí merma en la demanda porque había demasiadas orquestas". Martínez. L. (2005 )

 Mientras Mongo expresa: "El boogaloo no me quitó ningún trabajo". "Los años sesenta fueron mis mejores años. Yo toqué y grabé son montuno, pachangas, boogaloos, guajiras boogaloo, afro cuban jazz, blues, soul, bossa nova y rock. Trabajé en muchos clubes y colegios además en varios estados Tenía trabajo con seis meses de paga adelantada”.  En 1969, Mongo Santamaría y la Columbia Records disuelven el contrato. Mongo desatiende los consejos que le especifican que desistiera de grabar Latin Soul o Latin Boogaloo, Mongo continuó  grabando para el sello Atlantic Records música Latin Soul y Rock, hasta mediados de1972, momento en el cual firma con el sello Fania Records. Jerry Massucci se juega una idea, no le impone límites para que  Mongo grabará lo que él deseara, y así Mongo graba: El Pussy Cat , La Bamba , El Bravo, Hey! Let's Party , Mongo Mania (incluido en el úlbum "Mongo's Boogaloo"), Explodes At The Village Gate , Soul Bag , Stone Soul y Workin' On A Groovy Thing (incluído en álbum "Cloud Nine" del año 1969, y que fuera un éxito de Los Temptations)

Eddie Palmieri entrega unos criterios de gran importancia en la entrevista que le realizó Laffitte (2002):“Sí, yo recuerdo correctamente lo perjudicial que fue el momento, debido a que a mi no me motivaba nada acerca de. . . ese boogaloo”.  “Algunas bandas juveniles lo estaban haciendo, cantaban en inglés.  Entonces esa situación, naturalmente me impulsó a hacer algunos cambios.  Ellos — las bandas juveniles de boogaloo — estaban calientes (muy solicitadas) y nosotros comenzamos a perder trabajo”.  “Mi hermano mayor Charlie, en ningún local consiguió trabajó por espacio de un año,  debido al impacto causado por el nuevo sonido del boogaloo”.  “Fue parecido a una locura y nosotros no nos amoldamos. . . yo personalmenteno me animé a tocar boogaloo.  No me dejé capturar, jámas, realmente. . . yo no tenía el feeling para hacerlo.
El Maestro Charlie Palmieri
Aunque recuerdo que grabe unas cosas pequeñas que pueden llamarse Boogaloo o Shing  A  Ling, pero fueron más ‘típicos’  que cualquier otra cosa.  No estaba maltrecho, había poco trabajo, pero de todas maneras nos afectó, usted ve, porque no podía conseguirlo con facilidad —el trabajo— y una vez usted lo ha logrado, no puede dejarlo escapar”.  Irónicamente al final de la vida del Boogaloo Eddie Palmieri grabó un fabuloso álbum titulado Champagne, lo mismo aconteció con su hermano que grabó un LP titulado Charlie Palmieri — Latin Boogaloo.  La pérdida de trabajo también afectó a las bandas  Tito Puente, Machito, Tito Rodríguez, Joe Quijano, Pacheco, Vicentino Valdés, Orquesta Broadway, Orlando Marín, Pupy Lagarretta, etc.

El Maestro Charlie Palmieri
La mayoría — de los maestros del "big band" y toda la pompa del 50— habla de este período con rencor. Para ellos, simplemente, se había acabado la buena música cubana y en su lugar se tocaba ahora un desorden que utilizaba al son como trapo de cocina.  Y en efecto, estos años le resultaron excesivamente duros y torturosos.  No deja de ser lastimoso, por ejemplo, escuchar las últimas grabaciones de Arsenio Rodríguez, uno de los grandes genios, que terminó grabando un boogaloo mediocre que de ninguna manera le correspondía, así resumió en su libro Cesar Rondón (1979).

















      ¿ . . .Y La Lupe?
Herencia Latina en Boogaloo
Otra cosa pasó con Tito Puente quien atacó los conjutos de boogaloo y se negó a grabar por un tiempo corto el rítmo de moda, no obstante, terminó por conciliar con la nueva situación de la Gran Manzana.  En 1962, La Lupe llega a la ciudad de Nueva York y comienza a cantar en el cabaret cubano La Barraca en el Midtown deManhattan.  Meses después el maestro Mongo Santamaría leyendo la revista cubana “Bohemia” se entera que la cantante femenina, que al cantar es casi posesa por el diablo.  Se exilió, entonces averigua sipodría encontrarla en Nueva York. Curiosamente va la Barraca donde ambos se conocen.  El 17 de diciembre de 1962, graba con Mongo bajo el sello Riverside Records “Mongo Introduce a La Lupe”. Cuando la Banda de Mongo Santamaría actúa con La Lupe en el Teatro Apollo, el Club Triton y el Palladium Ballroom y otros clubes, ella es de inmediato reconocida como la nueva estrella Latina.
 En 1964, La Lupe debuta con la orquesta de Tito Puente en el Bronx's Loews Boulevard Theatre. La mujer  haría de este período su reinado absoluto —pese a su inestabilidad y temperamento volátil. Cuando Tito Puente salió en escena apoyando con su Gran Orquesta la voz de la Lupe, el ambiente se vió revolucionado, ya que el elemento del canto marginal, hiriente, heterodoxoalgo descuidado fue la armonía y la ruptura en sus presentaciones ("cantante gritona, desordenada y falta de respeto", así la definieron unos cuantos periodistas de la farándula newyorkina). . . de esta manera,La Lupe con el bing band de Tito Puente se aproximó al Barrio.  Lupe llegó para Puente en el momento justo.  Con la Tico grabaron el álbum de boogaloo "Puente Swings, The exciting Lupe Sings" (1965).  Después de una grabación con el sello Tico, Puente rompe con La Lupe, por agotarse su toleracia dado el temperamento  torturoso de La Lupe.

Entra en escena Ricardo Ray
“Lookie Lookie Now, How I do the Boogaloo, Lookie Lookie Now!”
Cuando revisamos la escena de la música Latin Boogaloo o Latin Soul a mediados de los años 60s, es imposible evitar al admirado pianista Richy Ray.  Para el año 1966, saldría al mercado una producción que se autoproclamaría como la iniciadora de un movimiento de vanguardia que arroparía la ciudad de Nueva York y  repercutiría en el desarrollo posterior del movimiento denominado como SALSA en la misma ciudad. El disco “Se Soltó/On The Loose” lo traía un joven y virtuoso pianista que ya incubaba consigo fama de innovador dentro de la música latina. Con números como “Danzón Boogaloo” y “Lookie Lookie”, Ricardo Ray le impondría un acento latino al boogaloo anteriormente asociado con el soul y “rhythm and blues” afroamericano.
Cabe destacar que esta propuesta de Ricardo coincidiría con su llegada al “establo” de  Alegre Records, lo que en efecto se podría ver como un golpe de brillantez de Ricardo muy bien olfateado por el productor de la disquera, Pancho Cristal.
De hecho, hay que señalar que para el momento en que expira el contrato de Ricardo Ray con Fonseca Records, el cofundador de Fania Records, Jerry Massucci, estaba muy interesado en conseguirlos para extender su catálogo de artistas, que para ese momento incluía a Bobby Valentín, Johnny Pacheco y Larry Harlow. En palabras del propio Massucci, “… negocié con ellos y acordamos firmar un contrato de grabación. Nunca olvidaré que tenía el contrato en mi bolsillo, listo para que lo firmaran cuando nos reuniéramos en el restaurante “La Barraca”. Por alguna razón, el contrato no se firmó, y acordamos reunirnos en mi oficina al día siguiente. Al otro día, recibí una llamada de Richie, diciéndome que su agente, Jose Curbelo, los convenció de firmar con Tico Records. Eso me enseñó otra lección…su contrato con Tico no duró mucho, y al terminarse, los firmé en uno de sus ensayos. Nunca olvidaré que bajando las escaleras con el contrato firmado en mi mano, el propietario de Fonseca venía subiendo con un contrato en la mano. Había aprendido bien mi lección.”
Es en ese mismo año que Ricardo impulsaría al boogaloo en uno de las reuniones históricas más importantes que tuvo la música latina en la ciudad de NY y que fuera grabado para la posteridad en tres discos. Las Descargas Live at the Village Gate tendrían como parte del repertorio un número titulado “Descarga Boogaloo”, que musicalmente era evidente que se diferenciaba del resto del repertorio que se ejecutó esa noche. Con Cheo Feliciano y Monguito el Único a la batuta del marco vocal, la interpretación de este número en ese escenario evidenciaba el nuevo rumbo que estaba tomando el desarrollo musical en la ciudad de los rascacielos. La era gloriosa del Palladium y los Big Bands ya había pasado, y el terreno estaba listo para la incursión de los nuevos y pequeños grupos (comparado con los Big, estas orquestas tenían como máximo 8-9 músicos) que aprovecharían la coyuntura histórica para prácticamente arrebatarle la fama a las orquestas que ya llevaban tiempo dominando las ondas radiales y las pistas de baile.
Eventualmente estas “víctimas” recuperarían el terreno perdido, no por la fortaleza de su propuesta musical, sino por factores totalmente ajenos al arte y muy arraigados en la arrogancia personal.


Boogaloo Boogaloo, Yeah Yeah, Boogaloo!”

Boogaloo
Boogaloo
    
El torbellino que causó el estallido del boogaloo en NY para el año 1966 llevaría a que al año siguiente Alegre Records lanzara al mercado un disco en cuya contraportada prácticamente se le otorgaba el calificativo de precursor a Ricardo Ray, descripción que hasta el día de hoy lleva a un debate de proporciones cercanas al de si la SALSA es meramente música cubana tocada fuera de Cuba. Irrespectivamente de cual sea la verdad cronológica en este asunto, lo que si es seguro es, que con el álbum “Jala Jala y Boogaloo  y números como “Colombia’s Boogaloo” y “Mr. Trumpet Man”, Ricardo Ray y su Orquesta se consagrarían como uno de los máximos exponentes del boogaloo latino en NY  además de renovadores, talentosos y experimentales. Aparte de ésto, la incursión de la orquesta en otro tipo de ritmo sería un reflejo de lo cada vez más diverso y dinámico en que se estaban convirtiendo los repertorios de las orquestas nuyorkinas. El jala jala había sido una creación de El Gran Combo, con Roberto Roena  como inventor del mismo y tocando el tmo principal en la campana,  quizás con la intención de no quedarse atrás en un momento dónde la juventud bullía con nuevas creaciones y propuestas musicales.

Este fenómeno de retroalimentación entre orquestas marcaba uno de los periodos más originales en el desarrollo de la música latina, el cual daría paso a la etapa propiamente conocida como SALSA. De hecho, como dato particular que apoya el argumento y con raras excepciones, sólo basta escuchar el sonido de la mayoría de las orquestas antes y después del “boom” del boogaloo latino para notar el efecto a largo plazo que tuvo este movimiento en la identidad musical de las distintas agrupaciones.

¿Pero cómo es la vaina??? . . . ¿Palmieri tocando Boogaloo???

Ya para el año 1968 quedaba muy claro que se habían desarrollado dos tendencias evidentes como reacción al advenimiento del boogaloo latino. Primero, el antagonismo que sufría el boogaloo por parte de varias orquestas que se resistían a incorporarlo en sus repertorios. Ejemplo clásico de ésto es la postura que toman Willie Colón y Héctor Lavoe en el número “Eso Se Baila Así” del disco The Hustler. Luego de una introducción en la que pareciera que han abrazado al boogaloo, el famoso binomio procede a rechazarlo vehementemente:

Herencia Latina en Boogaloo

Coro: Boogaloo no va conmigo

Lavoe: Conmigo no va el Boogaloo, báilalo tu!

Coro: Boogaloo no va conmigo

Lavoe: Que tú lo quieres vacilar? Vete pa’alla!

Las orquestas que sí habían adoptado de forma incondicional el boogalootambién entrarían en debate musical con quienes los criticaban. Es por eso que tenemos números como “Que se rían”, del álbum Jala Jala y Boogaloo Vol. 2, donde Ricardo Ray y Bobby Cruz le entran de frente a la crítica “tradicional”:

Coro: Y que se ría la gente de Richie Ray

Bobby Cruz: Se reían del boogaloo y mira ahora qué!?

Coro: Y que se ría la gente de Richie Ray

Richie y Bobby: Lo del boogaloo, eso pasará, Eh!

Coro: Y que se ría la gente de Richie Ray

Bobby: Sigue tú con tu montuno que yo te veo allá !

[Estas líneas iban dirigidas a Joe Quijano y su número “Lo de Boogaloo” el cual ya comentamos arriba]

Coro: Lo del boogaloo, eso pasará

Yo sigo con mi montuno

Eh!, para Gozar !

La segunda tendencia en reacción al boogaloo era la de finalmente aceptar que el mismo se había convertido en una cotidianidad que debía de ser implementada en la obra particular. Es así que vemos que uno de los principales críticos del boogaloo latino finalmente lo adopta en lo que sería posiblemente el disco más exitoso de 1968, el álbum Chapagne.

Eddie Palmieri, el denominado enfant terrible de la música latina, nos traería en ese disco no sólo a Cheo Feliciano (al poco tiempo de abandonar a Joe Cuba) y al maestro Cachao en el bajo, sino que tres de los boogaloos más sabrosos que se cocinarían en la gran manzana. Con “Ay que Rico”, “Cinturita” y “Palo de Mango”, el maestro Palmieri revelaría que aun en situaciones algo incómodas, su genio no tenía fronteras a la hora de implementar modas en su repertorio. De hecho, este disco sería nominado para tres premios en los recién creadosLatin Music Entertainment Award” de la revista Latin New York Magazine, los cuales se llevaron a cabo en el ballroom "Albert Hall" del Hotel Americana en NYC.
Las orquestas que amenizaron el espectáculo fueron las de Tito Puente, Eddie Palmieri, Ricardo Ray y la Orquesta Broadway, en lo que terminaría siendo una gran frustración para quien recién entraba en la onda del boogaloo. Con cinco de los siete números de Champagne sonando fuerte en la radio nuevayorkina, la premiación de Palmieri en las categorías de mejor conjunto, mejor LP y mejor músico parecían casi seguras. Eddie perdería en las tres categorías, en dos de ellas (mejor LP y mejor Conjunto) ante Ricardo Ray y su disco de Jala Jala y Boogaloo (Salazar 2002). La frustración lo llevaría a no tocar ante el público el número Lindo Yambú, en el cual Ira Herscher lo sustituiría en el piano. El grito palmeriano de insatisfacción y frustración en cierta forma se sentiría en su obra posterior Justicia...

Herencia Latina en Boogaloo

En cuanto a Ricardo Ray, el éxito de su disco Jala Jala y Boogaloo Vol. 2(gracias en gran parte a lo fuerte que pegó “Mr Trumpet Man”), lo llevaría a adoptar una propuesta que podría verse como algo arriesgada, pero a la misma vez debería de sorprender dado el éxito de su penetración en otros mercados y al el éxito del boogaloo. La grabación del álbum Let’s Get Down To The Real Nitty Gritty buscaría filtrarse aún más en el mercado anglosajón, con números de corte tradicional dentro de la vertiente de soul. En sí este LP avanzó hacia el Latín Soul en la línea de Mongo Santamaría, pero con un poco más de líricas.  Este LP de mediados de los años 60's, contiene un corte que influyó a mucha gente de Los Ángeles y es "El Alma Original de México", el cual lleva en su interior un verso tormentoso y unos coros arrebatadores, el LP también incluye: "Ya Ya", "I Want You To Be My Girl", "Mony Mony", "Shout" y Soul Man".

El disco como tal  tuvo relativa difusión y fama dentro del ambiente musical en NY, pero si pegó al otro lado del mundo, especialmente el número “Nitty Gritty” en países como Alemania y España.

De los LP "oscuros" y extraños encontramos uno grabado por Jack "Mr. Bongo" Constanzo, quien nació en la ciudad de Chicago, pero de descendientes de la Isla de Sicilia.  A sus 14 años aprendió a bailar música latina. Después de la segunda guerra mundial, su contigente fue descargado en Alameda, al norte del estado de California, de ahí se enamora de Los Angeles. Su primer trabajo profesional fue en enero de 1946 con la orquesta con Bobby Ramos, luego trabajó con la Oquesta de Ernesto Lecuona, Xavier Cugat, Pérez Prado con Modesto Duran, Desi Arnaz, tuvó como pianista al chicano Eddie Cano, tocó con arreglos de Tito Rodríguez, entre otros.
Pero cerca de los años 60's Jack se inclina por el sonido POP, formando un grupo donde su cantante era Gerri Woo. Jack fue actor y participó en una serie de film, entre otros "Visitor to Small Planet" y "The Delicate Deliquent", con el comico Jerry Lewis.
Herencia Latina en Boogaloo
 A Jack también se le reconoce por ser uno de los artífices del mambo y el Cha Cha cha en los EE UU.  Además, se le señala por haber introducido los bongoes a la música norteamericana. En este LP "Latin Percussion con Soul", loencontramos solo realizando su entrada al género del Latín Soul. Constanzo trabajó aquí con su cantante Gerrie Woo, quien cantaba en inglésla mitad del LP tiene una combinación del estilo pop y la otra en el Latín Soul, en la línea de Willie Bobo. Además sorprende que contiene dos grandes composiciones de Héctor Rivera: "Recuerdo" y "Vengo Acabando".

          ¿Bueno y qué pasa en América Latina?


El Sexteto Juventud de Venezuela con sus dos primeros LP's.  El primero  del 13 de junio de 1967 y el segundo del 24 de sept. de 1967, ambos están llenos de Boogaloo. Cortesía del portal frances  www.buscasalsa.com
    
La radio en Sur América se ve invadida por el Boogaloo, los programas estelares especializados en música caribeña pronto se tomarían literalmente por este nuevo sonido. En Venezuela, Colombia, Panamá, Curazao y Perú se empesaron a escuchar por la radio Pete Rodríguez, Joe Cuba, Joe Bataan, Johnny Colón, Ralph Robles, Willie Rodríguez, Roy Román, Lebrón Brother, Frankie Nieves, Willie Bobo, Gilberto Cruz y su Sexteto, Héctor Rivera, Los Latin Souls, King Nando, Mario Allison, Joey Pastrana, Pijuan y su Sexteto etc. Sin embargo es Venezuela quien responde con fuerza gestando combos y sextetos de calidad envidiable como Federico y su Combo Latino, Los Dementes de Ray Pérez con la voz de Perucho Torcat (en 1967 grabaron 6 LP, su primer álbum fue: "Manifestación en Salsa"), el Sexteto Juventud que luego se divide para dar paso a Tabaco y sus Sextetos.  Federico emocionó el ambiente con sus mejores boogaloos: “Federico Boogaloo”, “El Cobrador” y “Todo el Mundo”, del Sexteto Juventud (fundado el 13 de mayo de 1962, con el nombre de Conjunto Rítmico Juventud, que luego se convertiría en el SEXTETO JUVENTUD. Estuvo formado durante algún tiempo por : Olinto Medina como director y bajista, Juan Medina en la guitarra, Arturo López como vocalista, Elio Pacheco en la tumbadora, Carlos Croquer en la Batería, Isaias en el bongó), sus dos primeros LP "Guasaca" (1967) y  "Más Guasaca" (1967) están dedicados al Boogaloo, sus piezas más afamadas son: Boogaloo, Descarga en Guasancó, Comand Boogaloo, Descarga a lo juventud y en su LP del 68 "Guajira Sentimental", “De Nuevo a Borinquen" y para los años sesenta "Jala Jala Navideño".



De Republica Dominicana el Maestro Primitivo Santos y de Perú el Maestro Pepe Hernández

Mientras, en Perú encontramos un boogaloo precioso del ya mítico Alfredito Linares, titulado: “Yo Traigo Boogaloo”.  También pegó un extraordinario tema híbrido“Mambo – Rock”. Con las ínfluencias Newyorkinas a finales de los añossesenta se constituyó en Lima el Combo de Pepe Hernández. Hernández lider del grupo tocaba el bajo. Esta banda estaba constituida por  saxo tenor, flauta, trompeta, percusión latina y un piano furioso.  Ellos grabaron "Descarga En Menor", "Yo Traigo El Boogaloo", "Bailando Boogaloo", "Burla", "Cuídate" y "Crueldad".  Luegose constituyó Pepe Moreno y su All Star Band.  Esta banda sí que la pegó duro con un tema bellísimo: Boogaloo bola (mezcla de Twis, Cha Cha, Mambo, Boogaloo y algo que dice su coro “Go – Go en Salsa”).  El Boogaloo de Cantinflitas (hermosa pieza, la cual fue incansablemente colocada en las emisoras radiales, hasta ser "quemada".  En Colombia principalmente en Barranquilla y Cartagena— varios fonomímicos callejeros, usaron está pieza para armar sus espectaculos imaginativos disfrazados de cantinflas).

Las ciudades de Cali y Barranquilla (Colombia) se declararon las capitales del boogaloo, y en ambas nacieron las primeras semillas del futuro ambiente salsero en Colombia.  En Barranquilla por ejemplo, se crea La Protesta inspirada en la Orquesta del mismo nombre de  Tony Pabón, en efecto, dicha orquesta tuvó un cantante que le apodaban Miche Boogaloo. También se crearon combos pequeños como los Platinos con su cantante Jackie Carazo (animaron el Carnaval de la Reina Perla Pompeyo). Cali tuvo varios combos de boogaloo y surge en Barrio Obrero una fabulosa bailarina de Pachanga y Boogaloo, la ya  afamada y canonizada “Amparo Arrebato”.  En febrero de 1968, la Orquesta de Ricardo Ray visita con su renovado sonido a ambas ciudades. Y es en Cali, donde los bailarines le imponen mayor velocidad a su vocación de rumberos, en efecto, a varios álbumes de 38 rpm (revoluciones por minuto), los aceleran colocandolos a 45 rpm, (revoluciones por minuto), para de está manera ajustarlos al modo de bailar del caleño.

Mientras en Panamá se armó la grande cuando salió la Orquesta de Bush y sus Magníficos, de Francisco “Bush” Buckleycon el joven cantante Rubén Blades cantando los éxitos de Joe Cuba, y otros combos como El Conjunto Latino de Papi Arosemena, Los Salvajes del Ritmo, Los Silverstone, Los Soul Fantastics, Los Mozambiques, Los Beachers, el Combo Impacto, entre otros.

En República Dominicana entra con mucho swing el maestro Primitivo Santos y su Combo, con un LP blindado “Yo Vuelvo Pa'Gosa”, una estupenda grabación para los años sesenta.  Sus tonadas tienen un sonido crudo, que estádefinitivamente en armonía con el nombre de su banda Primitivo. De este álbum se  escuchó mucho por la radio el éxito“Cuando te Miro”, un boogaloo que es una versión latina de “Downtown Mad mad mad" y una tormenta rítmica de descarga  “ERobo del Siglo”. Otros dominicanos fueron Johnny Ventura quien grabó el  LP  “Boogaloo Esta en Algo”, donde se destaca el excelente tema “Triángulo” de autoría de Booby Capo, además "Boogaloo Pa Goza""Congo Blues""Ella Baila Boogaloo" y el Maestro Bobby Quesada con su LP “Boogaloo en el Barrio” en el cual se destacan:"Bataola Boogaloo","Mi Barrio""Ritmo Moderno", entre otros.


El grupo brasilero Boogaloo Combo con su LP "Com Muito Rítmo"  y El Maestro Dominicano Bobby Quesada, con su LP "Boogaloo en el Barrio".

Sorprendió el grupo brasilero Boogaloo Combo que produ en 1972, bajo el sello Epicel LP "Com Muito Ritmo"considerado hoy como extraño y "oscuro" (underground). The Boogaloo Combo se formó en 1968, en los estudios de CBS (actual Sony Music) de Río de Janeiro, por las manos del compositor argentino Roberto Livi y del maestro uruguayo Miguel Cedras tras un viaje de los dos a la sede de la Columbia Records en la ciudad de Nueva York. Ellos se quedaron impresionados o tal vez sorprendidos con lo que vieron en los barrios latinos, y después de asistir a algunas presentaciones de Willie Bobo, Joe Bataan y Mongo Santamaría. El primer disco salió en 1968, bajo el sello Epic, con el título "The Boogaloo Combo", con vocales del mismo Roberto Livi, pero el disco no pegó como ellos querían. El proyecto se pospuso hasta 1971, cuando grabaron "Com Muito Ritmo", también por el sello Epic.  Esta vez,con versiones instrumentales de temas que estaban pegados en Brasil para este tiempo. El disco tuvo buena aceptación, pero Roberto Livi volvió a Argentina y Miguel Cedras se fue a los EE.UU., fungiendo como ejecutivo de Columbia para América Latina. El disco es totalmente instrumental, apoyado en el estilo de Willie Bobo. En efecto, el estilo de está banda se escucha claramente influenciada por los grupos de la costa oeste californiana, tales como: El Chicano, The War, y Malo (Malo también grabó varios boogaloo a mediado de los años sesenta. Éste trabajo ha sido reimpreso por el sello Rhino Handmade. En dicho álbum se incluyeron los temas  "Pana", "Café", "Suavecito", "Oye Mama", "I'm For Real", "Latin Boogaloo", "Moving Away", "Offerings", "Latin Woman", "Chévere", "Close To Me", and "Love Will Survive"). La banda brasilera en su propuesta instrumental incluyó los temas:  "Way Back Home", "Suavecito", "Un Rayo De Sol", "Put It Where You Want It", and "Ebony Eyes".

Otro cantante brasileño que se aventuró en la onda del Boogaloo fue Eduardo Araújo, con el disco "A Onda Agora É Boogaloo", en 1968. Éste álbum fue recientemente impreso en CD, pero no se identifica mucho con el sonidolatino.  Es algo que está más para el soul americano, dado que Eduardo era un músico más identificado con el Rock'n'Roll nacional brasileño de esta época.

De esta manera la raíz del boogaloo había germinado en el continente donde se habla español, por lo tanto, es aquí donde se le da un tinte criollo al asunto.


El Latin Boogaloo mantuvo su hegemonía durante los años de la contracultura y durante esa década transitaron por las convulsiones sociales que se expresaron en la Revolución Cubana, el Bloqueo Económico impuesto a Cuba por parte de los EE. UU, el sexo, las drogas, el rock and roll, la generación de las flores, el festival de Woodstock, los hippies, las drogas sicodélicas, los activistas Abbie Hoffman y Jerry Rubin (ambos se hicieron famosos cuando marcharon contra la Guerra de Vietnam durante la convención del Partido Demócrata en Chicago para 1968), el "profesor LSD" Timothy Leary, las Panteras Negras, Los Young Lord Party, Angela Davis.
Los negros exigirán el “Black Power”, en los estallido en los grandes ghetos negros de Los Angeles, Georgia, Nueva York, Chicago.  Las grandes protestas estudiantiles contra el servicio militar obligatorio en las Universidades de Kent en Pennsylvania y la Universidad de Berkeley en California.  Los asesinatos de Bob Kennedy y Martín Luther King, la liberación sexual, Joan Baez, Bob Dylan, Jimmy Hendrix, la muerte del Che Guevara
Además los poetas Beatnicks dieron una ayuda a la juventud rebelde, aliados a la inteligencia y el humor. . . y así pronto le llegó la crisis del boogaloo. . ."boogaloo, boogaloo. . .no mires para atrás."



Boogaloo

El Maestro Bobby Valentín con dos LP "gordos" en boogaloo y el Maestro Willie Rodríguez
Entra La Fania All Stars
Retomando los criterios que le expresará Fernando Rivera “King Nando” — famoso en El Barrio por sus Shing-A-Lings, y quien cautivó las  audiencias en la primavera de 1967 con su composición "Fortuna"—  al señor Max Salazar durante una entrevista, transcribimos los puntos más significativos que nos ayudan a comprender cómo decae el Boogaloo.

 “El Boogaloo no murió. Fue asesinado por la envidia de los viejos líderes de las grandes bandas, algunos promotores de bailes y un popular disc Jockey latino de la radio [probablemente Polito Vega o Symphony Sid].

“Nosotros fuimos una de las bandas más calientes en la etapa del Boogaloo y atraíamos a grandes multitudes, pero nunca recibimos buenos salarios. Los directores de las bandas de boogaloo fueron forzados a aceptar un conjunto de contratos o paquetes para tocar en varios sitios, que sólo permitió alborotar el ambiente musical de la comunidad, en efecto, una hora aquí, una hora allá, por poco dinero.  Cuando los empresarios se enteraron que nosotros íbamos a unirnos y no íbamos a aceptar ese tipo de contratos, nuestros discos fueron bloqueados y se dejaron de escuchar por la radio.  Entonces la era del Boogaloo terminó y también con ello, la carrera de muchos de los directores de las Bandas de Boogaloo.
La era del Boogaloo llegó a su final cuando nosotros —los grupos jóvenes—tratamos de rebelarnos contra la forma en que se distribuían los contratos” comentaron los Lebrón Brothers.
 A una pregunta del periódista Carp David (1997) sugerida al maestro Johnny  Pacheco durante una entrevista que le realizó, para la revista interactiva Descarga, él le planteaba. "¿Si la novedad del Boogaloo y el Latin Soul, lo habíanafectado en términos musicales, además de lo que él desarrollaba con la Fania?".  Pacheco le contesta: “Para mí fue un gran momento Cuando el boogaloo arropó a la gente, poco a poco se fueron cansando de escuchar las mismas bandas que tocaban el mismo ritmo y la misma cosa de boogaloo.  El piano manejaba más o menos la misma tonada. Para ese entonces, la gente me buscaba debido a que me mantuve tocando los ritmos típicos para bailar.  Eddie Palmieri se negó a pasar al boogaloo, yo también lo hice.  Creo que hicimos un número llamado Boogaloo Something. Así nosotros “guisamos” y participamos en muchos “guisos” más que nadie, justo porque nosotros rompimos la monotonía del Boogaloo”.

 El excitante mundo que generó el Boogaloo pronto comenzó a desvanecerse. En efecto, al consolidarse en Nueva York  "la nueva cosa grande" de la música latina conocida por el nombre de "Salsa, el Boogaloo comienza a eclipsarse,  y una gran cantidad de jóvenes talentosos son bloqueados por la estrategia comercial de la nueva organización.  Sólo se abren las puertas a una minoría Cheo Feliciano, Eddie Palmieri, Bobby Quesada, Ray Barretto, Joe Bataan, Ralfi Pagán, Bobby Sanabria, Richie Ray, entre otros. . . En el trabajo de Flores (1999), se recoge que Willie Torres ―cantante de Joe Cuba―, también se quejó con relación a la aniquilación del boogaloo latino, anotando: "La mayor responsabilidad de el eclipse del boogaloo, en nombre de la salsa, lo fue Fania Records quien definió el sonido de los años sesenta".


  
Los dos primeros LPs de La Fania All Stars en el Red Garter, llevan en su célula primaria el rítmo del Boogaloo.

El Boogaloo, el ShingALing y el Jala Jala no fueron parte del "paquete", no se aceptó la fusión del American Rhythmand Blues (R&B), que son realmente la verdadera música originada en las calles y gethos newyorkinos.  Muy pocos músicos que crearon el boogaloo fueron reclutados por la  Fania All-Stars en la histórica noche del Cheetah cuando se filmó la película Our Latin Thing  Nuestra Cosa Latina.  Pero lo que sí hay que recordar y no perder de vista, es que, la misma Fania All Stars, al iniciar sus primeras grabaciones, arrancó en su parte orgánica con una célula del Boogaloo, combinada a su vez con el Son Cubano.  Se puede obtener esta información estudiando los dos primeros LP de La Fania:Live At The Red Garter, Vol. 1 y Live at the Red Garter Vol. 2. En el primero, se grabó el tema de Joe Bataan: Country Girl - City Man que es un  boogaloo; sin embargo en el segundo volumen el trabajo fue más profundo  hacia boogaloo; observe los temas: Son Cuero Y Boogaloo, Red Garter Strut (boogaloo), Kikapoo Joy Juice ( boogaloo) y Richie's Bag (boogaloo). 

Con la excepción del maestro Johnny Pacheco (que no grabó  boogaloo con sus orquestas) todos los otros músicos que participaron en estos dos LPs son del movimiento del boogaloo, ya sean como sus iniciadores o los que participaron en su parte final, observe: Ray Barretto , Joe Bataan , Willie Colón , Héctor Lavoe, Larry Harlow , Monguito "el único", Bobby Quesada, Louie Ramírez, Ralph Robles, Monguito Santamaria (el hijo de Mongo), Bobby Valentín (quien grabó varios boogaloo), Tito Puente , Eddie Palmieri , Ricardo Ray, Jimmy Sabater, Willie Colón y su vocalista Héctor Lavoemúsicos destacados de las calles del barriograbaron varios cortes de boogaloo en el LP "El Malo". 
Para el escritor Max Salazar, ambos músicos (Willie Colón y Héctor Lavoe) "representan el puente entre el boogaloo y el advenimiento de la salsa". En efecto, de ahí que la Salsa suene brillante, callejera, cruda, "sucia" y vital.

Monguito
Monguito Santamaría (hijo de Mongo) y el Conjunto Malo.
Se nos ha indicado que el Latin Boogaloo ha renacido en España, Inglaterra, Alemania, Japón y Rusia, lo han clasificado como "Latin Acid" o "Acid Jazz," y muchos otros términos sombrillas.  En estos países se está vendiendo ésta música reimpresa en CD:  Héctor Rivera, Mongo Santamaría, el viejo material de Pucho Brown y otros músicos afroamericanos, hasta el ritmo Pata Pata — que influenció al boogaloo — de Miriam Makeba, el New Swing Sextet, Joy Pastrana, Bobby Valentín, Ray Barretto, Joe Quijano, etc. También sorprende, que la agrupación colombiana La Sonora Carruseles, haya sacado un CD — DVD con música de Boogaloo para penetrar en mercados como Japón y Europa.
Finalmente, el boogaloo fue una manera de penetrar el pop internacional.  Representó la necesidad de cruzar la línea divisora entre los dos idiomas o hacer el “crossover” y pegar los temas en ambos mercados. "Era la necesidad de pegar nuestras creaciones en ambos idiomas, copar las listas del Billborad", nos indicó el maestro Joe Quijano. Izzi Sanabria señaló que el Boogaloo fue “ese gran potencial que realmente tuvimos los jóvenes latinos, para explorar y cruzar las fronteras en términos musicales”. 


Azuquita y Kako
Willie Bobo

Los grandes: Gilberto Cruz y su Sexteto, El Terrible Frankie Nieves, Benito y su Sexteto,
 Azuquita y Kako y el Gran Willie Bobo. . . vaya que sabor mi pana. . .Boogaloo, Boogaloo pa' goza!
Herencia Latina recomienda los siguientes Boogaloo
Los 10 boogaloo de John Child
1.  Yo Traigo Boogaloo. Alfredito Linares (Perú)
2.  Federico Boogaloo. Federico y su Combo (Venezuela)
3.  I Like It Like That. Pete Rodríguez
4.  Ay que Rico. Eddie Palmieri
5.  Boogaloo Blue. Johnny Colón
6.  Lokie Lokie.  Ricardo Ray & Bobby Cruz
7.  Subway Joe. Joe Bataan
8.  Boogaloo Bola.   Pepe Moreno y su All Star Band (Perú)
9.  Micaela.  Pete Rodríguez
10.Tremendo Boogaloo.   Mario Allison (Perú)
(Cortesia de John Child escritor de Descarga, especial para Herencia Latina)

Los 20 Boogaloo de  Herencia Latina.
1.  At the Party.  Héctor Rivera
2.  In the Middle of the Nigth.  El Terrible Frankie Nieves
3.  Good Feeling.  Joe Battan
4.  Ban Ban (Push, Push). El Sexteto de Joe Cuba
5.  La Banda.  Latin Soul
6.  Joey's Thing.  Joey Pastrana
7.  Shing A Ling Boogaloo.  Pijuan y su Sexteto
8.  Chin Chon Chow Louie Ramirez (Latin Soul, Jazz & Boogaloo)
9.  Good Loving.  Gilberto Cruz y su Sexteto
10. Playing a Cool.  Héctor Rivera
11. Mr Trumpet Man. Richie Ray and Bobby Cruz
12. Pelao  Ralfi Pagán.
13. Boogaloo Cantinflitas.  Pepe Moreno y su All Star Band (Perú)
14. Joe Quijano.  Lo del Boogaloo
15. Coquero.  The New Swing Sextet
16. Federico Boogaloo.   Federico y su Combo Latino (Venezuela)
17. Chacón Pata Pata  La Orquesta de Chacón y su Sabor
18. Shotgun/Bling Man.  Willie Bobo
19. ¿Tú querias Boogaloo? Toma Boogaloo.  El Gran Combo de PR
20.  Que se Ria la Gente. Richie Ray

Dos números importantes para escuchar amigo melómano:
21. Shing A Ling Baby.  Willie Bobo
22. Quasi - Boogaloo. Roy Eldring, Oscar Peterson y Dizzy Gillespie


Bueno amigo Lector recomiende los suyos. . . CONTACTENOS en nuestro correo.

Boogaloo en la Luna.  . .  Héctor Lavoe en el disco Kikapoo Joy Juice    






Joe Bataan "Mr. Subway Joe", El Combo Nacional,  Ray Barretto (en la onda del Latin Soul), Los Hermanos Lebrón, Ralfy Pagán (uno de lo impulsores de la balada Latin Soul)

Agradecimientos al escritor venezolano Gerson Maldonado a la administradora del portal www.buscasalsa.com Chavelita. También a Bernardo Viera, nuestro colaborador en Brasil.



Notas:

La canción Pata Pata la grabó Miriam Makeba, pero la compuso Dorothy Masuka. Esta última es una sensasional cantante y compositora que nació en Rodhesia (en la actualidad Zimbabwe), pero que comenzó su carrera musical en Sudáfrica. Dorothy nunca ha tenido tanta fama internacional, pero muchas canciones que grabó Miriam Makeba son composiciones de ésta. La canción Pata Pata la grabó Makeba en Sudáfrica a mediados de los 50s (cerca de 1956) y luego la volvió a grabar en EEUU en el 1967, año en que se convirtió en un arrollador éxito mundial. Hasta el Gran Combo, cantando Andy Montañez, grabó una versión de Pata Pata. El título se refiere a un baile bien popular en Sudáfrica. La letra es bien sencilla y lo único que hace es invitar a la gente a bailar el Pata Pata que era un baile bien sensual donde las parejas se tocan los cuerpos al bailar. Miriam Makeba ha dicho que a ella le tomó por sorpresa el éxito mundial de esa canción porque había grabado otras canciones con mucho contenido y más profundidad. Fue esa canción más ligera quien le abrió las puertas de la fama internacional. Se han grabado decenas de versiones. La misma Miriam Makeba ha grabado muchísimas versiones, incluso una con Ricky Martin.  En un disco reciente la misma compositora Dorothy Masuka grabó Pata Pata.


Referencias

Bobbs. Vernon. (1992).  Salsiology: Afro-Cuban Music and the Evolution of Salsa in New York City (Contributions to the Study of Music and Dance) 30 de marzo de 1992. pg. 264-283. Greenwood Press. ISBN: 0313284687

Lee Peggy. Fever.  Escuche la tonada en: http://www.youtube.com/watch?v=EYxoAJ3Boyc&feature=related

Carp David.  (1996).  Profile: Pucho & His Latin Soul Brothers.
En Revista Descarga

http://www.descarga.com/cgi-bin/db/archives/Profile4?tR2pY2YN;;154


Carp David.  (1997).  Interview: A Visit with Maestro Johnny Pacheco.

En Revista Descarga

Flores Juan. (1999).   “Cha Cha with a Backbeat”: Songs and Stories of Latin Boogaloo. Recuperado de:

Laffitte Louis (2002).  The Sun of Latin Music.  Part 1.  Latin Beat Magazine, June/July,  2002

Mangual Rudy.  (2003).  Ray Barreto: Living the Beat of the Drum.  Latin Beat Magazine. May.  2003.

Martínez. L.  (2005).  Periódico El Tiempo de Bogotá – Colombia . 31 de enero de 2005

Raissler. J.J.  (1992). Review: Crossover Dreams/Boogaloo Blues.
En Revista Descarga

Rassler. J.J.  (1992).  by J.J. Rassler.  Profile: The Lebron Brothers
En Revista Descarga

Rondón César (1979).  Salsa Crónica de la Música del Caribe Urbano

Salazar Max (1997).  Development of Latin music in New York City: lecture at UCLA - Max Salazar; University of California en Los Angeles. Recuperado de: Latin Beat Magazine,  May, 1997 

Salazar Max (2002).  Tonny Pabón. En el Carril Correcto. “Mambo Kingdom-Latin Music in New York”; Salazar, Max (2002), Schirmer Trade Books.
Originalmente publicada en la revista Latin Beat de abril, 2002. Versión al español en:

Salazar Max (2003).  Salsa Music Rivalries and Battles Part II.  Latin Beat Magazine. Sept 2003

Salazar Max (2000). Remembering La Lupe.   RecuperadoLatin Beat Magazine.  May 2000.http://www.findarticles.com/p/articles/mi_m0FXV/is_4_10/ai_73323942

Salazar Max (2002). 1968 First Latin Music Entertainment Awards. RecuperadoLatin Beat Magazine.  Oct. 2002


Otro artículo de interés acerca del Boogaloo

Cotes Ojeda Aníbal (2006).  Viva el Boogaloo.

Pedro Pietri, enlaces:



Edición de Febrero - Marzo de 2005

Derechos Reservados de Autor
© El copyright de los artículos pertenece a sus autores. Pueden ser enlazados o reproducidos electrónicamente para fines docentes, sin alteraciones e indicando su procedencia. Para su reproducción en publicaciones impresas, debe solicitarse la correspondiente autorización a los autores y citar la dirección electrónica de la revista (http://www.herencialatina.com)

No comments:

Post a Comment