Monday, November 8, 2010

Exorcismos: lo que no nos dijeron

El tema de los exorcismos aún en pleno siglo XXI sigue teniendo tabues impuestos por un lado, la falta de información y por otro lado las limitaciones que la propia iglesia y las creencias arcaicas que van arrastrando por décadas, y no es por medio de las peliculas como vamos a conocer a fondo este tan polémico tema. El caso del cual tanto se ha hablado en Barranquilla, del Chaman que asesinó a una joven luego de practicarle un supuesto exorcismo, no es algo novedoso, en España, hace exactamente 20 años una niña llamada Rosa Fernandez murió en manos de su madre en la localidad de Almansa, por un supuesto exorcismo. Lo que Rosa Gonzálvez, mas tarde conocida como "La Exorcista de Almansa", hizo, fue extraer del pequeño cuerpo de su hija de 11 años de edad todos sus organos para limpiarla ya que andaba obsesionada con que su hija estaba embarazada del demonio. 
 Desde mediados de la decada de los 70´s la iglesia ha sido cuidadosa al autorizar exorcismos ya que una joven alemana llamada Anneliese Michel murió durante un exorcismo. Es importante hacerles entender a los lectores que antes de que un exorcista se aventure a tan arriesgada labor debe esperar a una serie de examenes medicos, psiquiatricos y parapsicologicos que confirmen que en efecto la persona aplica para un exorcismo. En muchos casos se han demostrado que las convulsiones han sido producto de algún tipo de epilepsia, por lo tanto son muy pocos los casos reales de exorcismos. Lo cierto es que aún siendo un exorcismo autorizado la persona en quien se realiza este trabajo corre un gran peligro, porque debemos comprender que se esta llevando a cabo una lucha entre Dios y Satanás en el cuerpo de una persona. Algunas personas pierden la memoria de lo sucedido durante el exorcismo, pero otras en cambio sufren de terribles pesadillas, y en casos aún peores de aquellos que terminan en sillas de ruedas o mueren debido a los movimientos tan bruscos de cabeza y tronco durante el acto. 

No comments:

Post a Comment